Últimes Notícies
Sin categoría

27/04/21

No eres socialista

Luis Miguel Guerra (Luismi), Secretario de Formación del PSC de Barcelona

Para que a uno le acusen de no ser socialista lo primero es llamarse así. En el universo de los partidos españoles sólo hay dos con apellido ideológico, el PSOE y el PSC. El resto tiene nombres peculiares y metafóricos, nadie lleva la C de conservador o comunista, ni la L de liberal ni la F de fascista. A los únicos que se les puede decir es que no sois lo que decís, porque lo decimos, es a los socialistas… ¿O sí lo somos?

El conservadurismo es reconocible. El del siglo XIX no varía mucho del actual. Sin olvidar, el nacionalismo reivindicando sus metafísicas raíces.

Socialismo. Si reivindicas el pasado del movimiento, eres rancio. Si dices que los tiempos han cambiado, revisionista. Si hablas de clases trabajadoras te preguntan qué coche tienes y dónde vives. Sin embargo, el capitalismo no es antiguo ni rancio y si revisan algo se llaman emprendedores y, además, consumir sin “pero”.

¿Podemos seguir pensando cómo Marx 150 años después? ¿Hacer los discursos de Pablo Iglesias, el del PSOE, o Largo Caballero? ¿Discutir como Kautsky o Bernstein? Reivindicación del pasado siempre porque permite entender la esencia del socialismo. Libertad, igualdad y fraternidad como objetivos. Necesidad de transformación para conseguirlos y cada nuevo avance nos genera un nuevo escenario que hay que analizar porque hay logros y contradicciones y nos habilita para continuar avanzando y por eso la 1 Internacional y el asociacionismo obrero, la 2 Internacional y la socialdemocracia, el estado bienestar y sus variantes hasta hoy. El escenario se transforma y el socialismo analiza la realidad, porque es su forma de hacer y avanza transformándose sin variar un ápice sus objetivos iniciales. Ya no hay fábricas de 100000 trabajadores, hemos pasado por cuatro o cinco revoluciones industriales y tecnológicas. Las clases trabajadoras aprendieron a leer y a competir en formación hasta alcanzar la Universidad. La igualdad en la salud y en la educación, el bienestar y la felicidad y también la paz. Dos Guerras Mundiales auspiciadas por los experimentos de la derecha para mantener su estatus dieron paso a la socialdemocracia occidental y su mayor aportación, evitar que Europa (al menos en parte) se volviera a enfrentar implicándose en un gran proyecto europeo.

Un legado, leer el mundo, interpretarlo y transformarlo

Por eso soy socialista y no dejaré que nadie me diga que no lo soy….

Luis Miguel Guerra (Luismi), Secretario de Formación del PSC de Barcelona

  • Comparteix

Al utilizar nuestros servicios aceptas el uso que hacemos de las cookies